HURACANES EN PAPEL™ - Reseñas literarias

Sólo me queda esperar la aparición de un Nuevo Tifón Literario de magnitud cinco como los producidos por Joyce, Proust o Kafka. Ese día llegará y mi búsqueda no habrá sido en vano. Huracanes en papel™ 2007-2016

jueves, 24 de julio de 2008

El curioso incidente del perro a medionoche de Mark Haddon

El curioso incidente del perro a medianoche es una novela que se no parece a ninguna otra. Elogiada con entusiasmo por autores consagrados como Oliver Sacks e Ian McEwan, ha merecido la aprobación masiva de los lectores en todos los países donde se ha publicado, además de galardones como el Premio Whtibread y el Premio de la Commonwealth al Mejor Primer Libro.

Su protagonista, Christopher Boone, es uno de los más originales que han surgido en el panorama de la narrativa internacional en los últimos años, y está destinado a convertirse en un héroe literario universal de la talla de Oliver Twist y Holden Caulfield. A sus quince años, Christhoper Boone, conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507 pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de la vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable.

Tiene una lectura muy amena y se lee muy rápido. En ciertos momentos ha conseguido hacerme incluso reír. Recrea el ambiente de las novelas de intriga y conjuga constantemente el género detectivesco con las matemáticas. Nada más empezar la novela, hace un cálculo muy curioso con las letras de Sherlock Holmes y obtiene con la suma del valor de cada letra un número primo (163), al igual que con las letras del Doctor Watson (167) y las letras de Scooby Doo (113). En ciertos momentos da la sensación de que Christopher Boone sufre algo así como el Síndrome de Asperger, una variante reducida del autismo. Tiene conductas de aislamiento muy pronunciadas, que comparte con su máscota Toby, una rata a la que alimenta con zanahorias, bolitas especiales, galletas , pan y huesos de pollo. Nunca le da de comer chocolate porque tiene cafeína, teobromina y metilxantinas, que resultarían sustancias venenosas para ella. Entrañable. Y de esta forma la novela nos va educando sobre diversos temas que resultan muy interesantes, de física, matemáticas, cosmología y astronomía. Me llamó en concreto mucho la atención todo lo que cuenta sobre Marilyn von Savant, la persona con el cociente de inteligencia más alto en el mundo con un puntaje de 228 según el Libro Guinness de los Récords. Explica un anécdota realmente sorprendente. Es todo un lujo. Espero que la disfruten.

2 comentarios :

xaila dijo...

Genial este libro de Haddon, me gusta mucho el punto de vista que Christopher expone de determinadas situaciones, es increible las percepción tan distinta que tiene sobre las cosas y situaciones que para la mayoría de nosotros parece algo tan "normal" como coger el metro de vuelta a casa, hace una hora o así que termine de leerlo, y como siempre que un libro me interesa me he puesto a investigar un poquito y he dado con tu blog, es fantástico, creo que lo consultare en más de una ocasión...Un saludo Xaila

siouxie dijo...

Cuando lo termine de leer, volveré por aquí :)