HURACANES EN PAPEL™ - Reseñas literarias

Sólo me queda esperar la aparición de un Nuevo Tifón Literario de magnitud cinco como los producidos por Joyce, Proust o Kafka. Ese día llegará y mi búsqueda no habrá sido en vano. Huracanes en papel™ 2007-2016

viernes, 17 de julio de 2009

El colombre de Dino Buzzati

Cuarenta y cuatro relatos cortos, que se leen cada uno de ellos en diez minutos. Producen un efecto insólito. Están escritos con maestría. El orden de las escenas y las descripciones te mantienen en un constante misterio. Todos generan una tensión psicológica adictiva. Uno tras otro. Son sensacionales e inteligentes. La ambientación es robusta, no te deja a oscuras en ningún momento. Disfrutas con cada linea, puesto que en ellas arroja detalles que fortalecen su avance.

El placer, pues, está garantizado gracias a su escritura rápida y cautivadora. Construye atmósferas mágicas, surrealistas y góticas en toda su prosa, impregnadas de un sentido de angustia y desaliento frente a lo inevitable de un destino paradójico e irónico.

La obra literaria de Dino Buzzati (1906-1972) bebe de la influencia de Kafka por el escarnio y la expresión de la impotencia humana enfrentada al laberinto de un mundo incomprensible. Simultáneamente remite también al surrealismo, en donde la connotación onírica está siempre muy presente. Pero puede que el más convincente de los intentos de establecer relaciones haya que buscarlo en su parentesco con las corrientes existencialistas de los años cuarenta y cincuenta. En la proximidad al espíritu de La náusea (1938) de Jean-Paul Sartre; o en El extranjero (1942) de Albert Camus.

Escribió desde 1936 numerosos relatos para el Corriere della Sera. Curiosamente, Buzzati no aceptó jamás ser considerado un escritor. Se definía, más bien, como un simple periodista que escribía de tanto en tanto ficciones o nouvelles, a las cuales no atribuía gran valor. El juicio de la posteridad y el de sus contemporáneos, ha contradicho muy profundamente el punto de vista del propio autor. Fue muy conocido en Italia pero jamás se le dio difusión más allá de sus fronteras nacionales. Borges dijo de él que resplandecería entre sus coetáneos. Y así ha sido. Con su estilo tan personal se ha convertido en otro de los grandes escritores del siglo XX. Les empujo a descubrirlo o a que amplíen su periplo buzzatiano. Es arrollador. ¡Disfruten!

1 comentario :

S.S.Camilleri dijo...

Me he topado por casualidad con este blog que, aunque aun no me ha dado tiempo a indagar en él, pienso enlacarlo en mi blog en cuanto le de a "publicar comentario" para poder empaparme de este estupendo blog y lo que aqui se publica.

Saludos

=)